Archive for the ‘Uncategorized’ Category

h1

¡Estrenando Casa Nueva!

09/03/2011

Amig@s:

Ya me mudé oficialmente a mi nueva casa: http://www.lafamiliacool.com/

Desde ahí continuaré contándoles mis historias sobre la vida y experiencias de La Familia Cool.

Muchas gracias por seguirme, les espero por allá.

MamiCool

h1

¡Felicidades Mamá Amparo!

01/02/2011


Hoy cumples 86 años y es motivo de celebración para mí y para toda la familia. Recuerdo como hace justamente cuatro años comencé a escribir blogs y lo hice en tu honor un día de tu cumpleaños.

Cuatro años más tarde, lafamiliacool es el espacio ideal para celebrarte y desearte lo mejor porque tú eres el principio de esta familia ya que trajiste al mundo a nuestro padre y luego nos diste a nosotras lo mejor de ti.

Como decía mi primer post del 1 de febrero de 2007: “Hoy mi madre Amparo cumple años y aunque no me trajo al mundo, hizo todo lo que estuvo a su alcance para encaminarme luego de que ya estaba aquí. Ella es una de las personas más interesantes y sabias que he conocido en mi vida y por supuesto, fuente de inspiración”…

Mamá es bastante especial, tiene una picardía única y una energía que nos contagia. Siempre se ocupa de su apariencia y nos hace reír aún en los peores momentos. Por eso, y por un montón de cosas más, yo la amo y le dedico estas palabras en su día de cumpleaños.

Espero que celebremos muchos más en tu compañía. ¡Felicidades Mamá!

h1

Enseñar con el ejemplo no es tarea fácil

11/01/2011

Anoche hablando con PapiCool recordaba cómo tengo muchas cosas de mi abuela (fue quien me crió) que ella no me enseñó diciéndomelas sino que al pasar de los años fui observando en ellas y sin darme cuenta yo misma las hago. Desafortunadamente, en el plano alimenticio, muchos de los patrones de mi abuela que yo he replicado no son positivos y no es hasta ahora cuando comienzo a cuestionarlos porque no quiero verlos repetidos en AbiCool.

El año pasado tuvimos un susto muy grande cuando mi abuela en cuestión de semanas agravó y estuvo a punto de morir. En apariencia su mal vino de la nada y no entendíamos cómo si parecía estar tan bien se puso tan mal de un momento a otro. Pues les cuento; ella tiene problemas de hipertensión y del corazón pero nunca ha llevado una dieta apropiada para su enfermedad. Su pecado: abusa de la sal.

Nosotros como familia debemos estar como policías detrás de ella para evitar que en un descuido ella tome el salero y le ponga más sal a una comida que ya estaba bien, o peor aún, que mientras uno cocina ella le ponga sal excesiva a la comida de todos y no podamos comerla. Esto suena gravísimo, ¿verdad?

Mientras mi abuela se debatía entre la vida y la muerte en cuidados intensivos comenzé a analizar mis patrones alimenticios y mi relación con la comida y con la sal. Me dí cuenta que aunque no llegaba al extremo de mi abuela, sí estaba poniendo demasiado sal en las comidas que yo cocinaba y que esto, tarde o temprano, lo pagaría yo (y peor aún, mi familia) sino tomaba acción de inmediato.

Y cuando, afortunadamente, mi abuela salió del hospital y comencé a prepararle sus comidas según la dosis de sodio recomendada por sus doctores, pude constatar que con mucho menos sal de la que yo pensaba la comida tenía buen sabor.

A partir de ahí he ido bajando la cantidad y siempre uso las cucharas de medida para ponerle sal a mis comidas. Antes simplemente ponía “sal al gusto” sin saber qué cantidad realmente estábamos ingiriendo.

Aunque es difícil dejar viejos hábitos, como madre tengo una responsabilidad de darle lo mejor a mi hija y no puedo hacerlo si por un lado trato de darle cosas saludables a ella y yo misma estoy haciendo otra cosa.

Enseñar con el ejemplo es, a mi entender, una de las tareas más difíciles que se nos presenta como padres, pero al mismo tiempo es una excelente forma de educarnos a nosotros mismos para dejar los patrones negativos y vivir una vida mejor.

h1

Un año que viene y otro que se va…

01/01/2011

El 2010 fue un año definitivamente interesante; de muchos cambios para mí. Sin equivocarme puedo decir que fue como una montaña rusa, sobre todo por ser el primer año de AbiCool, ajustándome a mi nueva vida con ella y viéndola crecer tan rápido que todavía me cuesta creer que esa cosita pequeña que tenía en mis brazos ya es una personita que camina detrás mío a toda hora.

También un año de cambio a nivel profesional al entrar a la larga (casi infinita) lista de layoffs que azotan Estados Unidos y descubrir que, a pesar de lo seria de la situación, ese fue el mejor regalo que podía recibir en ese momento para quedarme con mi hija en casa y aprovechar esta etapa de ser mamá.

Pasando balance, 2010 fue un año de grandes retos y evolución que terminó con un balance positivo. Algunas derrotas, algunos triunfos y al cierre muy buenas noticias para mi familia. No me quejo.

¿Qué espero del 2011? ¡Grandes cosas! Tengo mucho que aprender sobre Social Media, convertirme en Twitter savvy. Ummm… un montón de cosas más. Pero ahora no voy a hacer pública mi lista de metas para este año, sólo quería compartir con ustedes un pequeño resumen de lo que me dejó el año pasado y transmitirles que me siento esperanzada y feliz.

Espero que todas ustedes se sientan tan esperanzadas y llenas de energías como yo y que me acompañen en el camino, eso será un placer.

h1

Una nueva aplicación por una buena causa

13/12/2010

En esta época de los teléfonos inteligentes, siempre tenemos nuevas aplicaciones para ayudarnos a hacer un sinnúmero de cosas. Desde la lista de compras del supermercado hasta un foco para cuando apago las luces en la habitación, las aplicaciones que uso siempre me ayudan.

Ahora llegó una nueva aplicación que se puede utilizar tanto en iPhone como Android, se llama SWAGGTM y sirve para ayudarte a organizar, comprar, enviar e intercambiar tarjetas de regalo.

En esta época navideña te servirá muchísimo tener claro cuáles y cuantas tarjetas tienes y así poder darles mejor uso; con la aplicación sólo tendrás que entrar y verás el saldo de las mismas, podrás enviar o comprar tarjetas sin moverte a ningún otro lugar.

Lo mejor de todo es que puedes descargar esta aplicación gratis y estarás además colaborando con una excelente causa, ya que por cada aplicación SWAGG que sea descargada, se donará 1$ a la organización “Stand Up 2 Cancer”. Buena combinación para no sólo regalar a tus seres queridos, sino también donar a una institución caritativa.

Anímate, visíta http://bit.ly/getSWAGGnow y descarga la aplicación ahora mismo.

¡Felices Fiestas!

h1

Hola, soy MamiCool, ¡bienvenidas!

05/12/2010

Hola, soy MamiCool. Tengo más de cinco años casada con PapiCool y tengo una hija de 14 meses que se llama AbiCool, en realidad los que la conocen saben que se hace llamar AbiAbi. Lo de ‘La Familia Cool’ no es franca modestia, sino más bien la aspiración que tengo de que seamos una de esas familias chéveres, bacan, nítidos, jevis, (osea, cool).

Sin embargo, debo confesarles que el nombre original era un poquito más… latino; es que me empeño en que usemos los dos apellidos al estilo latinoamericano. Como madre, sería muy doloroso pensar que esa parte de mí no la lleva mi hija (incluso, hice que mi esposo utilice el de su mamá). En fin, que esto era el blog de “La Familia Hernández González” y me di cuenta que era un poco exagerado esperar que alguien me leyera (o que ni siquiera me encontrara) con ese nombre tan largo. Al fnal, ya estamos por aquí que es la idea y ya hasta me siento chévere.

Algo que quiero contarles, es que inicié este blog con otro proveedor y originalmente comencé a escribir en inglés. Una buena amiga me sugirió que debía hacerlo en español, ya que a pesar de que hay muchas de nosotras (madres latinas de Estados Unidos) que estamos en la blogesfera desde hace varios años, la tendendencia es que la mayoría haga sus páginas en inglés.

Yo soy periodista de profesión y mi principal meta es criar a mi hija para que sea completamente bilingüe; estoy mortificada porque mis sobrinos practicamente no hablan español y no quiero que mis hijos lleguen a la adultez perdiendo una parte de su cultura por no conocer el idioma. Entonces, la estadística que me dio mi amiga y que luego comprobé cuando comencé a buscar otros blogs de madres latinas me resonó en la cabeza: ¿cómo puedo ser tan ferréa defensora del uso del español y voy a hacer una página en inglés?

Todo quedó muy claro. No sólo debo escribir este blog, sino tratar de incentivar a otras madres latinas de la blogesfera a que publiquen sus bitácoras virtuales (blogs) también en nuestro idioma. Este será un excelente ejemplo para nuestros hijos, buena práctica para la mayoría de nosotras que utilizamos más el inglés en nuestra vida diaria y además un gran apoyo para aquellas que no son tan diestras en inglés y comparten nuestras mismas experiencias al ser mujeres latinas criando sus hijos en Estados Unidos.

Como dice la descripción de esta página, aquí voy a compartir con ustedes las experiencias de mi familia que apenas comienza; me parece que en esta época tecnológica sería un crimen que no hiciera este registro digital para que mi chiquita pueda revivir los recuerdos cuando sea grande. Pero también, para dar/recibir apoyo a/de ustedes en esta hermosa aventura de ser madre.

A %d blogueros les gusta esto: