h1

Un héroe de mi niñez… No, no es el Chapulín Colorado

07/12/2010

Cuando nuestros niños se enferman nos sentimos como en una montaña rusa. AbiCool ha estado mostrando diferentes síntomas en los últimos meses; todo ha coincidido con la salida de sus primeros dos dientecitos que le salieron justo a tiempo para su primer cumpleaños en septiembre.

También, coincide con el hecho de que le celebramos su cumple donde mi hermana que vive en otro estado y tiene una guardería infantil. Dos de los niños estaban enfermos con gripe y tos y AbiCool se trajo esa gripe junto con sus otros regalos. Tuvo una pequeña fiebre, pero luego mejoró y también dejo de presentar mucosidad.

Yo pensé que estábamos libradas (idea de principiante). A mediados de octubre comenzó la mucosidad nuevamente y una tos, que pensé desaparecería igual que la otra vez. La mucosidad va y viene, pero la tos no se le ha quitado. Se pasa el día muy bien, pero a la hora de la siesta y cuando la pongo a dormir en la noche, la tos es tan fuerte que la despierta. Debo mencionar que ahora están saliendo cuatro de los dientes de arriba.

Fui criada por mi abuela en la República Dominicana. No sé si por convicción o necesidad económica, pero siempre nos curaba con remedios caseros y esta es la manera en la que estoy criando a mi hija.

Durante estos meses le he estado dando mi jarabe de rábano el cual utilizo personalmente durante el invierno para prevenir la gripe.  Desafortunadamente, la tos no ha cedido terreno, por las noches se pone como si fuera a vomitar.

Le he estado poniendo Vicks Baby en la espalda y el pecho, además de poner el humidificador en la habitación. Aunque lo anterior ha ayudado, esta noche la tos no quería ceder y recordé que mi abuela acostumbraba a ponerme vicks en las plantas de los pies.

Le unté el vicks en los pies y le puse medias, además de cambiarle la piyama que parecía ser demasiado caliente para la temperatura del cuarto y echarle gotitas de solución salina en la nariz. A los 15 minutos de hacer esto, mi princesa finalmente comenzó a respirar y se durmió.

El Vicks, definitivamente un héroe de mi niñez, salvó la noche. Soy una mami feliz y decidí pasarles mi experiencia en caso de que alguna se encuentre en la misma situación. Felices sueños.🙂

4 comentarios

  1. Si, Vicks todavía es héroe en casa igualmente.


  2. Sobre todo es impresionante el efecto que tiene el ponerlo en las plantas de los pies. Resulta más efectivo que ponerlo en la espalda o el pecho.


  3. Vicks es lo máximo! Lo usaba mi bisabuela, abuela, mami y ahora yo! Y yo también se lo pongo a mi hijo en las plantas de los pies


  4. tendría que probarlo en la planta de los pies, porque en el pecho me ahoga.. =(



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: